Ritual de cuidado para la noche

PASO UNO:  El primer paso indispensable para una adecuada rutina nocturna es la limpieza. Podés realizarla de diferentes maneras:

Mediante Agua Micelar limpiás todo el rostro con un algodón o pad eliminando todas las impurezas. También podés utilizar un Jabón Facial de acuerdo a las condiciones de tu piel.

Mediante una doble limpieza, es decir podés utilizar un desmaquillante o jabón para eliminar maquillaje o contaminación y posteriormente utilizar Agua Micelar para una limpieza más efectiva.

PASO DOS:  Utilizá el Tónico Facial para hidratar y regular el ph de la piel, podés colocarlo en un pad o algodón y esparcir por todo el rostro; o rociar sobre toda la piel para una sensación de relajación y frescura.

PASO TRES:  Momento de la hidratación mediante nuestra  Crema Facial, gracias a sus ingredientes te permitirá obtener amplios beneficios, regenerar la piel mientras percibes una sensación de relajación profunda.

PASO CUATRO:  Llega el momento de una de los productos favoritos: nuestro Sérum Facial Antienvejecimiento Noche, éste te aporta humectación profunda, ayuda a prevenir y tratar líneas de expresión y además permite unificar el tono de la piel. Usá 2 o 3 gotitas por todo el rostro y hacé un masaje de manera ascendente… tu piel lo agradecerá.. Y no olvidés aplicarlo en el cuello y escote.

PASO CINCO:  Para finalizar nuestra rutina aplicá el Contorno de Ojos tanto en su versión Sérum como Crema obtendrás muchísimos beneficios para ésta zona.

¡Ritual nocturno finalizado!
Respirá profundo y a descansar mientras tu piel se regenera.

Conocé cada producto para realizar el ritual de la noche